Aidarile

El verdadero perdedor no es aquél que no gana. El verdadero perdedor es aquél que tiene tanto miedo a no ganar, que ni siquiera lo intenta.